facebook

 

 twitter

 

 youtube

 

 linkedin

   
Lunes, 24-Julio-2017
Español (spanish formal Internacional)Galician (Galego)English (United Kingdom)
Mapa web
El Consejo de Administración aprueba las bases para la explotación del Faro de Punta Ínsua (Carnota)
Viernes, 30 de Diciembre de 2016 15:50
AddThis Social Bookmark Button

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria aprobó en la sesión celebrada hoy las bases por las que se regirá el concurso público para el otorgamiento de la concesión C-0149 para la explotación de las edificaciones anexas al faro de Punta Ínsua (situado en la parroquia de Lariño, concello de Carnota) con fines hosteleros. El objeto de esta iniciativa es posibilitar la realización de actividades de tipo turístico (alojamiento) que pudieran favorecer el desarrollo de actividades culturales o similares de interés social, complementadas o no con restauración, en las edificaciones y superficies anexas al faro de Punta Ínsua.

La iniciativa para el aprovechamiento turístico de los espacios no estrictamente necesarios para el servicio de ayudas a la navegación del Faro de Punta Ínsua se enmarca en el proyecto Faros de España, promovido por el Ministerio de Fomento y Puertos del Estado y que tiene como propósito impulsar el desarrollo de actividades de tipo turístico en los espacios ociosos de los faros susceptibles de permitir estos tipos de usos.

La parcela objeto del concurso tiene una superficie en planta de 1.598,55 m2, cercada parcialmente por un cerramiento, de la cual se concesionan 1.590,05 m2. La superficie descubierta es 1.238,83 m2. En cuanto a las superficies cubiertas, en la parcela se incluye la edificación anexa al Faro, en la que sitúa la linterna, con una superficie en planta total de 324,50 m2, de los que 316 m2 son concesionables y 8,50 m2 no concesionables –correspondiendo estos últimos a un área destinada a dependencias privativas de las instalaciones de ayuda a la navegación en las que se encuentra la linterna-.

Se incluyen también en la concesión el antiguo garaje de la parcela, con una superficie de 25 m2, y una edificación de 10m2 en la que antiguamente se situaba un transformador, y que carece actualmente de uso.

El anuncio del concurso se publicará en próximas fechas en BOE. A partir de ese momento, toda la información sobre esta iniciativa estará disponible en la web de la Autoridad Portuaria www.portovilagarcia.es, y podrá también ser consultada en las oficinas de la Autoridad Portuaria.

El plazo máximo por el que se otorgará la concesión es de 30 años, prorrogable por otros 10, a petición del titular de la concesión y previa autorización expresa por parte de la Autoridad Portuaria de Vilagarcía.

Las bases del concurso establecen que La Autoridad Portuaria de Vilagarcía hará entrega de los inmuebles y superficies al concesionario en el estado en el que se encuentran actualmente, autorizándose exclusivamente obras de rehabilitación y adaptación a los usos propuestos. No se autorizarán obras que incrementen la superficie ni el volumen de las edificaciones.

El adjudicatario podrá llevar a cabo las actuaciones que considere necesarias para llevar a cabo la actividad autorizada en la concesión, empleándose materiales de primera calidad y estando sometidas a la inspección y normas de la Autoridad Portuaria de Vilagarcía.

Las actuaciones a ejecutar por el adjudicatario deberán cumplir con normativa en vigor tanto en lo referente a normativa de construcción/urbanística como a aquella vinculada a la tipología y categoría de alojamiento turístico a poner en marcha, así como en lo referente a protección y conservación del patrimonio y el medio ambiente. Las obras que se lleven a cabo en esta concesión formarán parte del dominio público portuario.

El adjudicatario deberá presentar un proyecto de rehabilitación integral de la edificación, de acuerdo a los usos establecidos en el pliego de bases del concurso y al plan de explotación del concesionario. El proyecto incluirá el acondicionamiento de la urbanización exterior de la edificación. La restauración exterior tanto del edificio como de la torre del faro debe realizarse conservando su aspecto primitivo.

El uso proyectado no limitará las condiciones de uso del faro y su entorno, en especial en cuanto al posible acceso público a los terrenos del faro y edificios anexos. También se evitará cualquier tipo de interferencia entre los usos autorizados para las edificaciones complementarias y la señal marítima. El licitador deberá proponer dentro de su oferta una solución técnica que garantice el acceso directo desde el exterior a las dependencias privativas de ayuda a la navegación debiendo quedar las mismas expeditas, limitadas y accesibles en todo momento.